sábado, 31 de diciembre de 2011

La última del Cuaderno de Ungulados Ibéricos


Y aquí, en rigurosa exclusiva, la última ilustración con la que damos por concluido el Cuaderno de Naturaleza Tundra dedicado a los ungulados ibéricos, precisa y bellamente ilustrado por Eduardo Rodríguez Marín y con textos míos, y que estará disponible a finales del mes de enero. Nuestra última aventura editorial de este año.

jueves, 29 de diciembre de 2011

Trabalenguas de la Urraca


"Tengo una picarazampaja con cinco picarazampajicos, al que diga primero tengo una picarazampaja con cinco picarazampajicos, le doy la picarazampaja y me quedo con los cinco picarazampajicos."

Recogido en Vall de Almonacid (Castellón), donde se llama picaraza a la urraca, por mi amigo Benjamín Pérez. Un ejemplo de los muchos dichos, rimas, creencias y leyendas que ha recogido y se van a publicar próximamente en el libro "Dichos de aves al calor de la lumbre. Las aves en la cultura popular del Alto Palancia".

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Grandes verdades sobre la observación de aves (14)


Sí, conseguiste que el pájaro llenara la foto; pero, ¿no te parece que abusaste del zoom digital de la cámara? Otras veces es la oscuridad, la falta de nitidez o la postura del ave, que no muestran los rasgos necesarios para poder identificarla. Y aunque se viera bien, al intentar sacarle la foto a toda costa podemos causarle molestias, y dejamos que la comodidad ocupe el lugar de la lección que podíamos aprender... Por eso, prefiero siempre una completa descripción de lo que uno ve, ejercicio que nos adiestra en la observación y nos enseña a detectar los detalles, con el que aprendemos a mirar lo que hemos de ver para poder avanzar en la identificación de aves.

martes, 27 de diciembre de 2011

Los Cuadernos de Rapaces en el Top 10 de Oryx


Acabo de ver que nuestros Cuadernos de Naturaleza Tundra dedicados a las Rapaces diurnas y a las Rapaces nocturnas ibéricas, están entre los 10 más vendidos de los más de 15.000 títulos del catálogo de Oryx, la librería especializada en Ciencias Naturales. Estos cuadernos, con texto mío y estupendamente ilustrados por Eduardo Rodríguez Marín, son los números 1 y 2 de esta colección de guías de bolsillo de introducción a la Naturaleza ibérica.
¡Enhorabuena Edu!

lunes, 26 de diciembre de 2011

Selección de Historias de Aves Chispa

Foto: Luc Viatour.
Una pequeña selección de historias de Aves Chispa (ya sabéis, el Ave Chispa o Spark Bird es la especie de ave o la vivencia que nos atrapa y nos convierte definitivamente en observadores de aves) de entre las que he recibido a partir de la publicación de la entrada en este blog sobre "El Ave Chispa / The Spark Bird" (allí cuento también la historia de mis Aves Chispa).

Si a alguien más le apetece compartir su Ave Chispa, o modificar algo de su historia aquí recogida, puede escribirme a: vjhn1@yahoo.es

¡Gracias!


SELECCIÓN DE HISTORIAS
(Están ordenadas de últimas a primeras recibidas).

"Siempre me gustaron las plantas, mucho más que cualquier otro ser vivo, las aves me parecían bonitas, pero pensaba que sólo en España habría... no se, miles de especies... (ahora me río, claro). Por lo tanto, las descartaba, por difíciles de estudio según mi parecer...

Un día, paseando con un amigo por el monte, yo ya era mayorceta (20 años o así), me dijo: mira, esos pajarillos que están entre los arbustos son currucas capirotadas. ¿Cómo? le dije. Curruca capirotada, me respondió él. Mi inocencia y desconocimiento me hizo pensar que se llamaban "currucaca  pirotada", y me reí tanto por lo absurdo del supuesto nombre que cogí su guía de aves... y ya no pude dejar de buscar aves entre guías, arbustos, sotos, ríos, lagunas, prados, cantiles.... :)"

Esther Charles Jordán

----------------------------------------------------------------------------------------

"Tenía 11 años y me fascinaba la Naturaleza: minerales, insectos, plantas... Un día me acerqué a un jardín de Madrid (entonces vivía allí), armado con unos primáticos bastante malos y unas postales de aves del Museo de Ciencias Naturales (todavía no tenía guía de campo ni nada parecido). Un ave se posó en lo alto de un ciprés y la pude enfocar con los prismáticos: una abubilla que irguió la cresta durante unos instantes. Afortunadamente, la abubilla estaba entre las 10 ó 12 especies que tenía en las postales, así que pude identificarla. Esta observación me enganchó por completo a la observación de aves."

Chema ANSE
----------------------------------------------------------------------------------------

"Seguramente tendría entre 9-10 años. Muy aficionada a domesticar periquitos, cobayas, hamsters, palomas, patos, gallinas, conejos y todo bicho viviente que me ponían delante. Eran mi afición favorita aparte de la bicicleta. Lo siguen siendo.

Un dia de otoño, con una lluvia con granizo, mi padre sacó de un bolsillo de su pantalón un pequeño verderón caído de un nido y que había recogido de la estación de tren en la que regresó a casa. Me lo dió como quien te da una bola de papel y me dijo que lo había recogido del suelo. Tenía muy mal aspecto, era pequeñín y tenía una pata absolutamente rota. No había probabilidades de recuperarla, pero me empeñé en hacer todo lo posible. Fué totalmente inútil mi esfuerzo. Quedó con una pata y un muñón. Todo el invierno en casa y yo cazando literalmente, moscas para él. Ofreciéndole pan mojado en leche y cuando pudo, algunos granos de alpiste para periquitos. Por supuesto, una vez más, mi familia me miraba con cara de preocupación...
Llegó la primavera y lo dejé un dia muy saludable en la terraza, en su jaula y con la puerta abierta. Y mi familia diciéndome que se lo comería el primer gato que lo viera...que no debería soltarlo...
Le costó salir, pero lo hizo. Se posaba en los árboles de nuestro jardín, durante todo el día. Y yo muy preocupada por su supervivencia en plena libertad... Se acercaba a la jaula para la comida y se quedaba por la noche a dormir, dentro de casa. No recuerdo el tiempo que vivimos con alegría esa situación. Quizás uno o dos meses. Así, hasta que encontró novieta. Un dia vino con ella. Nos la presentó...se quedaron todo el dia con nosotros...y se fueron. Nunca más supimos de ellos.
Me dió pena dejar de verlo, pero me sentía muy feliz por él. Cada vez que veo un verderón, me enternezco...
Lo llamé Pit-Pit, porque era lo que decía él en cuanto me veía...

Aunque... por aquellos años, cada primavera las golondrinas anidaban en las cornisas de nuestra casa y cada invierno tenía peleas con mi madre para que no quitara los nidos a golpe de escoba....así que...creo me chisparon varias veces!"

Montse
----------------------------------------------------------------------------------------


"En mi caso, fue un colirrojo tizón, el cual decidió pasar las noches de invierno en mi balcón. Dormía sobre el plafón de la bombilla que tenemos allí instalada. Recuerdo que todas las noches salía a verlo, y la verdad que me sorprendía lo confiado que era. Podía hacerle fotos desde apenas un metro. El bichico me supuso una disputa familiar, porque mis padres querían colocar las luces de navidad en el balcón como todos los años, y por supuesto yo me negué rotundamente. No sirvieron de nada mis argumentos. Ya os podéis imaginar lo que duró el colirrojo tizón cuando encendimos esa verbena navideña...

En fin, me apetecía contarlo. En estas fechas, hacen justo dos años del suceso. A día de hoy, cuando veo un colirrojo tizón, no puedo evitar acordarme (aunque sea de manera lejana) de la ilusión que me hacía verlo."

Toni García

----------------------------------------------------------------------------------------

"Como tú desde pequeño me fascinaban todos los bichos pero la chispa fueron...
.. los flamencos de las Salinas de Santa Pola, 1979. Ver volar a una bandada de 500 ejemplares a dos metros por encima de mi cabeza de forma que se les podía casi tocar es algo que te crea una adicción casi insuperable."

Pablo Sentís

----------------------------------------------------------------------------------------

"Y pasando a la chispa, la mía surgió... creo que a los 13 años. Mi profesora de Naturales, Lucia Marzo, de la que estábamos enamorados todos los alumnos, nos planteó la idea de la clasificación de los insectos, saliendo al campo a identificarlos, pero esta chica también le daba a los pájaros y sentados uno al lado de otro (con esa barrera infranqueable de la edad -ella me llevaba doce años-) me hablaba de la imitación que hacen los estorninos de otras aves, todo ello mientra repartía mis miradas entre ella y otra pareja de estorninos negros."

Fernando del Valle

----------------------------------------------------------------------------------------

"Andaba por las Sierras de Cerro Muriano en la muy común mili cuando un colega de andanzas me propuso que comprase la guía Omega de Aves de Europa. Es mucho más instructivo tener en un pantalón de soldado tal arma que no una navaja, por poner un ejemplo, y no digamos un machete u otro instrumento de tal calaña.
En una de esas marchas -terminología militar-, vi volar un ave grande, azul y marrón, con cola larga. En la siguiente parada, saqué mi arma de hojas y pude identificar al rabilargo, ya para siempre, Cyanopica cyanus. Siempre agradaceré a Arturo que me orientase en ese libro que aun conservo como oro en paño, y que en una activiadad del Migres, al abrirlo, una voluntaria joven dijo "anda, si esta guia tiene mas años que yo"..., sólo entonces me di cuenta de que tenía que actualizar la bibliografía para Sacres y Noctuas.
Así pues, estimados colegas de fororaoa, soy Fernando el del rabilargo como chispa."

Fernando Guerra Romero

----------------------------------------------------------------------------------------

"Me ocurrió con unos 12 años y también estrenando prismáticos, unos Super Zenith 10x50. Yo era un fanático de los animales gracias al amigo Félix y, fue entonces, cuando tuve la oportunidad de realizar mi "bautismo" en el campo acompañado de mi padre. Recuerdo perfectamente que mi primer ave -palomas y gorriones al margen- fue un hermosísimo Carbonero común que se grabó indeleble en mis recuerdos imborrables y dio comienzo a este amor a los pájaros que, 30 años después, conservo como el primer día."

Ernesto Villodas

----------------------------------------------------------------------------------------

"Lo mío fueron los mirlos (al que llevo como ringtone en el móvil) y los verderones. Y el jilguero, que no sabía que existía en libertad."

Vicente Hernández Gil

----------------------------------------------------------------------------------------

"Bueno, en este tema del ave-chispa, los que hemos vivido en casa con huerto y jardín hemos tenido más suerte que la gente de ciudad pura y dura. En mi patio teníamos un huerto y un gallinero, con lo cual mis primeras aves chispa eran directamente las gallinas, ya que pasaba horas y horas jugando con ellas. Cuando teníamos pollitos, la pobre gallina solo tenía derecho a disfrutarlos durante un par de días contados, ya que inmediatamente después, pasaban a ser de mi total control. Las gallinas no vuelan, pero mis pollos hacían sus pinitos de vuelo sin motor!! Aún recuerdo uno marrón, como un aguila real, y uno negro con el cuello pelado, como un poderoso buitre negro!!

Ya desde bien pequeño veía, desde la ventana de la cocina, los pajarillos que iban al huerto a picotear en lo que mi abuelo sembraba. Ponía trampas para pillarlos y si veía que alguno caía en ese momento, iba y lo soltaba. Críe muchos gorriones caídos de algún nido con gusanos de seda y les echaba las migas del mantel para que se las comieran. También tuve una tórtola turca y una abubilla (a la primera la mató mi hermano cuando era muy pequeño, cogiéndola por el cuello en plan amistoso pero apretándole demasiado...se acercó a mi madre con el pajarillo en la mano diciendole: "mamá la tórtola se ha vuelto tonta!!!" La segunda se murió mientras dormía, con la cabecita debajo del ala)

Pero quizá, mi mejor recuerdo pero el más triste al mismo tiempo fue cuando me encontré en la finca de un familiar a un par de pollitos de rapaz diurna. No se de qué podrían ser, estaban al pie del tronco de una encina. Como no sabíamos que hacer con ellos (yo era un crío con 12 años) me llevé uno a casa para intentar cuidarlo y sacarlo adelante. Le di de comer carne de pollo con una pinzas curvadas que tenía mi padre, le di todo mi cariño durante horas y horas...le acondicioné una caja de zapatos grande para que estuviera cómodo...pero no pudo superar ni la primera noche. A la mañana siguiente estaba muerto y yo me sentí impotente, amargado y muy muy triste. Me fui a la escuela llorando como una magdalena y pensando que si hubiera sabido a quién llamar, lo habrían recogido y se hubiera salvado...Ese punto marcó un antes y un después en mi vida y sobre todo me enseñó a saber responder si se me volviera a presentar una circunstancia así."

Alberto Rodríguez Cota

----------------------------------------------------------------------------------------

"Hola , para mí, más que un ave chispa fue un Agente medioambiental chispa del Prat de Cabanes y Desert de les Palmes (figura que a dia de hoy no existe) allá por el 1998/99

Yo estaba mirando como loco sin saber qué coño era aquello negro allá en la lejanía (más o menos como ahora pero con otros bichos, jejejej) y llegó él y dijo, si eso son fochas (casi sin mirar)...sí, sí, ahora es de risa las fochas, pero cuando empiezas de cero y solo, todo es dificil!!!

Mirar sin prismaticos y sin nada, simplemente caminando y no parar de apuntar en la libreta es algo que me llegó a lo bestia!!!"

Albertomtn
----------------------------------------------------------------------------------------


"El meu Spark Bird va estar un mosquiter comú, Phylloscopus collybita, el primer ocell que vaig tenir a les mans quan per primer cop vaig anar a trampejar amb l'Antonio Cabrera ja fa tants anys. Vaig sentir una gran emoció, la mateixa que he sentit tantes i tantes vegades al llarg dels anys que amb l'Antonio i altres amics anellavem a la Punta de Llebeig. Des de llavors, de una manera o altra he estat lligat a l'ornitologia i a l'observació de les aus gràcies al virus que em va inocular aquell petit mosquiter."

Josep Lluch Sampedro

----------------------------------------------------------------------------------------

"Uf Víctor, lo mio no es una chispa sino un incendio pues son muchas las aves que despiertan mi curiosidad, sin ir mas lejos este último finde con el avistamiento de un precioso Camachuelo machote y adulto como él solo, que me hizo sentir de todo menos indiferencia."

José Rodríguez

----------------------------------------------------------------------------------------

"Con 8 años, currucas capirotadas. Pero más que una chispa fue un chisporroteo, con muchas otras especies que -por supuesto- siguen chisporroteando..."

Pedro Jordano

----------------------------------------------------------------------------------------

"Lo mío fue en el 2007, en una excursión a la zona de Moratalla, avistar, observar y fotografiar un abejaruco. Nunca había visto un ave tan vistosa. Es más, pensaba, en su momento, que era un ave exótica escapada de una jaula..."

Vicente Giménez

----------------------------------------------------------------------------------------

"Tendría unos 8-9 años cuando circulando por una carretera secundaria en los Pirineos, nos sorprendió un quebrantahuesos sobrevolándonos a escasos metros. No puedo recordar nada más de ese viaje."

Carol Pardo

----------------------------------------------------------------------------------------

"Cuando tenía 4 años los petirrojos, colirrojos, papamoscas, fringílidos como jilgueros, pardillos, lúganos, verderones, verdecillos y abejarucos más tarde, con 6, los vencejos, y ya en la pubertad las aves de presa, entre mis favoritas: alcotanes, esmerejones y halcones peregrinos."

José Lavado López

----------------------------------------------------------------------------------------

"Con 14 años de excursión en Pitarque, Teruel, flipé con los planeos de los buitres leonados y de muy cerca. Hasta hice mi primer cuaderno de campo pintado con acuarela."

Rafa Muñoz Bastit

----------------------------------------------------------------------------------------

"Es difícil, pero creo que en mi caso la garza imperial, las cuales vienen por aquí cada primavera. La primera vez que ví una, resulta que la tuve muy muy cerca, y lo flipé."

Jesús Ramón Campos Rodríguez

----------------------------------------------------------------------------------------

"Sin duda el camachuelo común que vi por primera vez a través de unos prismáticos "Tento" de fabricación sovietica... Desde hace mucho tiempo q tengo unos Leica, pero llevo siempre esos primeros prismas en el maletero del coche, en el sitio del gato, no hay quien los rompa... :-)"

Alfonso Llamas Saíz

----------------------------------------------------------------------------------------

"El Alcaudón real!! Por 2 cosas: 1ª porque me impactó, siendo un chaval de12-13 años, ver cómo era capaz de imitar el canto de un jilguero, para acabar atrayendo a uno y capturarlo; 2ª descubrir, en un paseo por el campo, un espino albar convertido en despensa de sus capturas (varios escarabajos y una lagartija)."

Virgilio Beltrán Jordá

----------------------------------------------------------------------------------------

"El primer día que vi con prismáticos unos carboneros comunes entrando en una caja-nido en el jardín de un amigo me quedé ya pillado, fue hace ya casi treinta y nueve años...yo tenía 8, snif"

Eduardo Amengual

----------------------------------------------------------------------------------------

"Para mi la Chispa que desencadenó esta pasión por ver aves que todavía está en fase experimental fuiste tu, sin duda... y después la Abubilla que vi cerca de mi casa, pero por ese orden... ;)."

Mary López

----------------------------------------------------------------------------------------

"A mi un gorrión al que hace años maté con una escopeta de aire comprimido, mi amigo Santiago me miró tristemente y me dijo... Mira, mira lo que has hecho....desde ese momento mi relación con la naturaleza y con todo cambio, no pasa un dia sin que me acuerde..."

Antonio Caballero John Colicos

----------------------------------------------------------------------------------------

"Yo ya estaba enganchadillo desde niño, pero cuando tenía 15 años vi un cuervo metido en una térmica subiendo desde el fondo del valle de Las Batuecas y me acabó pasando por encima de mí, muy cerca, estando en unas peñas, unos 500 metros por encima del fondo del valle"

Juan José Ramos Encalado

----------------------------------------------------------------------------------------

"Un bando de unas 120 cigüeñas negras sobrevolando el Estrecho de Gibraltar....mi momento chispa sin duda, y uno de esos momentos que no olvidaré en mi vida!!"

Cristian Pérez Granados

viernes, 23 de diciembre de 2011

Muy pronto: el Cuaderno de Aves Marinas Ibéricas

Estamos dando los retoques finales al Cuaderno de Naturaleza Tundra dedicado a las Aves Marinas, que cuenta con magníficas ilustraciones de Lluis Sogorb y textos míos. Es el nº 9 de esta Colección de manejables guías de bolsillo, especialmente diseñadas, desde su origen, para quienes empiezan a adentrarse en el emocionante mundo de la observación de la fauna y la Naturaleza.
Trata un total de 54 especies observables en las aguas de la Península Ibérica, Baleares y Canarias, incluyendo pardelas, paíños, colimbos, álcidos, págalos, gaviotas, charranes, anátidas, cormoranes, alcatraz y fulmar, así como las aves limícolas más vinculadas a las costas.

jueves, 22 de diciembre de 2011

Marjal de invierno


Se han instalado ya lentamente, fríos y silenciosos los colores del invierno en el marjal, reflejando, el espejo de agua firme, un cielo de ópalo, plata y oro pálido, más cierto acaso que el cielo verdadero...

lunes, 19 de diciembre de 2011

"El Ave Chispa" / "The Spark Bird"

En el mundillo anglosajón de la observación de aves se le llama "The Spark Bird", cuya traducción sería "El Ave Chispa", a la especie de ave que para el observador fue la "chispa" que hizo prender fuertemente su afición a la observación de aves. Cada caso es particular, toda una revelación personal que te acaba enganchando a esta pasión, y que puede ser tanto un ave

común como una más difícil de ver o una rareza, y que no tiene por qué ser la primera especie que se observó en la vida, sino aquella que, aunque se llevara tiempo mirando aves, nos atrapó definitivamente y nos hizo interesarnos profunda e irremediablemente en la observación e identificación de aves. Pero este paso, esta "chispa", la puede encender tanto la observación de una especie en concreto como un canto, un sonido, una escena o un comportamiento que nos caló hondamente. En mi caso particular, fueron dos "Aves Chispa" las que me atraparon simultáneamente, las dos que vi por primera vez a través de unos prismáticos. Andaba prendado yo de los animales desde que tenía uso de razón (si es que he tenido alguna vez eso tan serio), pero sin más equipo que los propios sentidos, y, por fin, ahorrando y con ayuda de mis hermanas, puede adquirir a los seis años de edad mis primeros binoculares, un aparatito casi de juguete, de sólo seis aumentos, que suelo recordarlo como que casi "alejaba" lo que mirabas a través de él en lugar de acercarlo. Y, nada más llegar por correo, abrí el paquete, lo desenfundé y me fui al vecino monte del pueblo, un algarrobal abandonado cerca de casa. En esas fechas del otoño avanzado, los dos primeros pájaros que pude enfocar, alimentándose de las bayas de un espino junto al que me aposté, fueron dos típicos invernantes: la curruca capirotada y el colirrojo tizón. Y ¡qué emoción sin límite, pura dicha, el descubrimiento de que no todos los pájaros eran pardos gorriones! ¡Ahí tenía, delante mío, nada menos que un precioso pajarillo gris azulado con boina negra y delicado párpado claro, y otro pájaro azabache con dos manchas blancas en las alas y una espectacular cola vibrátil rojizo anaranjada!
¿Cual fue tu ave chispa? ¿Y cómo fue ese momento? Me encantaría saberlo: vjhn1@yahoo.es

viernes, 16 de diciembre de 2011

Ultimando el Cuaderno de ungulados ibéricos

Una de las preciosas ilustraciones de Eduardo Rodríguez Marín para el Cuaderno de Naturaleza Tundra dedicado a los ungulados ibéricos, que estamos ultimando estos días. Es el nº 10 de esta Colección de sencillas guías de bolsillo, con texto mío, que tan buena acogida han tenido desde su origen. Tratamos en esta ocasión los cérvidos, los bóvidos y el jabalí, tanto los autóctonos como los introducidos; un conjunto de especies de gran relevancia en los ecosistemas y que proporcionan magníficas oportunidades de observación y disfrute de la conducta animal.

jueves, 15 de diciembre de 2011

Notas salpicadas de mar

Foto: Muchaxo.
"Perdido en el horizonte el último págalo, de repente aparecen, rasgando el espejo ondulado de plata con zambullidas superficiales, a cada avance de su vuelo raso, las pardelas baleares. Arrecia el viento, la sal en el rostro; poco más allá, descubrimos el gran bando, con cientos, de estas escasas aves de los mares, sobre un inmenso banco de peces. Y asistimos, en primera fila, a una lección de pesca colectiva..."*

(*) Nota escogida del cuaderno, salpicado de mar, de nuestra incursión pelágica de hoy en el Mediterráneo, con un pequeño grupo de amigos alemanes (Salida Guiada nº 8, sólo mar).

miércoles, 14 de diciembre de 2011

El surf de las águilas calzadas

Foto: Juan Lacruz.
Con el viento tibio del sureste, esta mañana andaban surfeando las águilas calzadas invernantes en el marjal. Completamente quietas en el cielo, las alas inmóviles cual cometas sin cola, sujetas a un hilo invisible que parecía unirlas a mis prismáticos... Hasta nueve de ellas compartiendo a un tiempo el reducido espacio aéreo sobre el que rebota la ola de viento que las sustenta. Y, constantemente, píidos, cruces de garras en el aire y vertiginosos picados repentinos...

martes, 13 de diciembre de 2011

Por tierras de sabinas y cabras montesas

Foto: Benjamín Pérez.
Resuenan las montañas, este diciembre que pinta ya las cumbres de blanco, con el eco de los testarazos mutuos, tremendos, con que los machos monteses intentan hacerse merecedores de la atención de las hembras. Y nosotros aprovechamos, para contemplarlas a placer sin ser detectados, estos momentos del apogeo del celo de nuestras cabras salvajes endémicas, cuando prestan menos atención a su entorno y se dejan acercar más.
Llevamos varios días por Las montañas de la cabra montés (salida guiada  nº 10).

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Un año de Diario de un naturalista

Foto: Marek Szczepanek.
Estos días hace ya un año que este blog mitad diario, mitad almanaque de acontecimientos naturales echó a volar. Ha sido una experiencia estimulante, pero pienso que con 240 entradas y más de 118.000 visitas, quizá ya recorrió su camino, o simplemente una etapa; a decidirlo dedicaré lo que queda de semana. En cualquier caso, muchas gracias a tantas amigas y amigos que se acercaron por aquí en algún momento, y mi gratitud eterna por todo lo que compartimos. Pero, ¿qué haces ahí, delante de un ordenador? ¡Nos vemos en el campo!

lunes, 5 de diciembre de 2011

Retorno al dormidero


Con las últimas luces doradas de la tarde de diciembre, como los estorninos a los pinos del parque, a los cipreses del patio de la escuela los gorriones o los mirlos al huerto, volvemos sobre nuestros pasos, por el camino del molino viejo, hacia nuestro "dormidero". Devuelve el valle con un eco lento el tañido de las campanas. ¿También tú te estremeces? Sí, hace frío...

domingo, 4 de diciembre de 2011

Ensueño extremeño


Esta tarde, en no sé qué embrujada transposición de ensueños, hemos vivido, en el otro extremo de la península Ibérica, una puesta de sol extremeña, como de entrada de grullas a su dormidero de La Serena...

sábado, 3 de diciembre de 2011

Invasión de zorzales

Foto: MPF.
Estas noches frías han llenado los campos y arboledas de zorzales, más conocidos como tordos. Charlos, comunes, reales y alirrojos buscan bayas incansables, en grupos exclusivos o mixtos; y, a zonas escogidas, también han llegado los mirlos capiblancos, otro representante del género venido del frío. Para disfrutarlos a placer, ¡poned a punto los comederos, que los aprovechan bien!

viernes, 2 de diciembre de 2011

Grandes verdades sobre la observación de aves (13)


Sí, la ropa de colores apagados ayuda a acercarse a las aves sin molestar; pero, ¿no te parece que no hay que exagerar? En los países en que el camuflaje se convierte en obsesión es normal que haya "avistamientos" frecuentes de sasquatchs, bigfoots, yetis y cosas semejantes... E infartos a buscadores de setas a quienes se les aparece de repente un tío vestido de ensalada...

jueves, 1 de diciembre de 2011

Identificación de aves por sus cantos

Foto: Ernst Vikne.
Esta mañana de diciembre, bien temprano, hicimos la salida de identificación de aves por sus cantos y reclamos en versión otoñal, visitando huertas de montaña, matorrales, pinares carrascos, roquedos y alcornocales. El sol animó a cantar a pleno pulmón a petirrojos, mosquiteros comunes, escribanos soteños, jilgueros, totovías y chochines, e identificamos varias decenas de aves más por sus reclamos y llamadas de contacto, incluyendo un cárabo "trasmañanador", el tamborileo de los carpinteros y un par de águilas perdiceras...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...