lunes, 19 de enero de 2015

Claves para la alimentación invernal de aves

(foto: Nicolai Schäfer)
Pleno invierno, temperaturas al mínimo, heladas, nieves, vendavales y cencelladas... ¿Cómo ayudar a las aves silvestres en estos momentos? Una forma sencilla y al alcance de todo el mundo es ofrecerles alimento durante la temporada invernal. Y decimos al alcance de todos porque no es necesario disponer de jardín para ello: podemos poner comederos en la terraza, en el balcón, en una ventana, o incluso en cualquier parque o solar cercano.

Quizá ya tienes comederos instalados, ofrecí consejos aquí sobre alimentos y comederos de aves, pero tengas ya algunos puestos o estés pensando en comenzar con ello, es posible que te sean de utilidad las siguientes claves para la alimentación invernal de aves:

1) Coloca los comederos a resguardo de los vientos dominantes, y en especial de los fríos vientos de componente norte y noroeste. Una masa arbolada, un seto, un muro o una pared pueden ser un buen parapeto cortavientos.

2) Preferentemente, procura que el emplazamiento elegido también sea un lugar soleado, intentando que en los días despejados aproveche el máximo de horas de sol. Esto implica que, si mantienes los comederos todo el año, durante primavera y verano tendrás que mover los comederos buscando el efecto contrario: la menor insolación. Afortunadamente, en la mayoría de ocasiones es sencillo encontrar ambas posiciones en un espacio relativamente pequeño.

(Foto: J.L. Cañaveras-Naturhide)
3) En la época invernal las aves tienen mayores necesidades metabólicas, por lo que es importante ofrecer alimentos con alto contenido calórico, como los cacahuetes, las pipas negras, las pipas iregui, las semillas de negrillo, así como las mezclas que las contienen. En estas fechas también son particularmente recomendables las bolas y pasteles de sebo, que son muy apreciados por las aves y aportan además mucha energía.

4) Llena a tope los comederos y mantenlos continuamente aprovisionados, especialmente cuando anuncien temporal, y más si es de nieve. Las aves que acuden al comedero cuentan con ese aporte, no puedes fallarles en los momentos más difíciles. Si has de viajar unos días, intenta que algún familiar o amigo se ocupe de mantener los comederos.

5) Los días de nevada procura retirar la nieve que cubra los comederos (varias veces a lo largo del día si fuera necesario), pues si el alimento queda cubierto las aves se encontrarán sin el aporte que en esos momentos puede ser vital.

(Foto: Mation&Christoph Aistleitner)
6) Como el resto del año, procura mantener las medidas básicas de seguridad e higiene que te conté en esta entrada.

Finalmente, recuerda que es muy sencillo hacerse con comederos para las aves silvestres. Puedes hacértelos tú mismo/a siguiendo recomendaciones que encontrarás en la red, o conseguirlos muy económicos en un comercio especializado si el "bricolaje" casero no es lo tuyo. Lo importante es ponerse en marcha y echarle una mano a nuestras aves, especialmente en estas fechas difíciles.
¡Ánimo y buena suerte!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...